You are here: Home | Biografía de Ada Aharoni | Ladino en Madrid
Back to the front page

 

Ladino en Madrid

(Traducido por M C Azcona)

Cuando Haim y yo estábamos en Madrid, no sabíamos hablar el español moderno y entonces hablábamos en ladino. La gente en la calle nos miraba con extrañeza y nos preguntaba: "¿De dónde son ustedes?" Era como si alguien en Inglaterra empezara a hablar hoy Inglés de Shakespeare, con el Ti y el Tú en lugar de "usted".

Mi esposo Haim respondió: "Somos los fantasmas que huyeron de la cruel Inquisición durante el reinado del rey Fernando y de la reina Isabel, en el siglo XV." Y agregó: "¡Y tenemos que volver a visitar ese siglo!"

Una multitud de personas nos rodeaba con curiosidad y rogaron: "Por favor, hablen algo más, ¿y saben las canciones de aquella época?" Lo hicimos, y cantamos el que yo menciono en mi poema "Izmir." Nos miraban con cierto resquemor como si hubiésemos caído del cielo. Más personas se unieron a nosotros, y uno de ellos, dijo ser un Profesor de Lingüística del Consejo de la lengua española en Madrid, y nos pidió que lo acompañemos a su oficina en la Universidad, para grabar en cinta lo que decíamos, con el fin de poder rastrear las raíces del desarrollo de nuestra lengua española.

Nos pusimos de acuerdo, y pasamos una tarde muy agradable con él y su familia. Les encantó la canción que dijimos en español antiguo: volatilidad "El Pasharo, Yora El Korasson, Yora yora mi alma, no te Deshan Vivir, Expect gentes mala - Vivir sin deshhante! El pájaro vuela, el corazón llora, llora mi alma llora porque hay gente mala que no nos dejan vivir!"

Cerca del final de nuestra visita el profesor dijo amablemente: "Ustedes son verdaderamente ciudadanos españoles, esta tierra es suya, ustedes deben venir a vivir con nosotros aquí en España!"

Me reí y dije, esto es lo que mi antepasada Regina pensaba, pero tenía que huir y dejar todo atrás, y volvió a suceder una y otra vez en nuestra la historia judía. Durante el Holocausto en Europa, a mediados del siglo en Egipto y los países árabes. Ahora tenemos una casa real en nuestro propio Israel, y son invitados a visitarnos, y nosotros los visitaremos a ustedes. Sin embargo, el idioma ladino y la maravillosa España, la cultura, las canciones y poemas siempre vivirán en nuestros corazones.


Copyright (c) Ada Aharoni